Andrés Castillo: “Fue una presidencia que se enfocó mucho en defender principios y no intereses”

VIP entrevistó a Andrés Castillo, expresidente de la Cámara de Industria de Guatemala (CIG) y expresidente del Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (CACIF), con quien conversamos unos días después de haber entregado la estafeta de su gestión al frente de los industriales.

VIP: Usted será recordado como uno de los dirigentes gremiales más jóvenes en asumir la presidencia de la Cámara de Industria de Guatemala y, desde luego, del CACIF. ¿Qué desafío supuso para usted este factor tan señalado en algunos momentos de su gestión?

AC: Para mí fue un honor emprender el reto y pasar a formar parte activa de la historia del sector privado. Fue un desafío grande, ya que no sólo era tener la responsabilidad de representar y ser la voz de los industriales y en su momento de todo el Sector Privado Organizado en muchísimos temas nacionales, sino también el ir ganando la confianza, el respeto y el liderazgo entre los miembros de las diferentes instituciones dentro del propio sector, así como con las diferentes instituciones públicas del país. Me obligó a estar constantemente actualizándome en los temas, a escuchar y estar rodeado de personas muy capaces para ir coordinando de una mejor manera la toma de decisiones. He de decir que desde el primer día, me sentí muy respaldado y apoyado por los empresarios, lo cual fue de mucha satisfacción en lo personal.

 

VIP: Al margen de su edad, ¿por qué otras cosas considera usted que será recordada su presidencia?

AC: Es difícil auto calificarme, pero yo diría que fue una presidencia que se enfocó mucho en defender principios y no intereses, en priorizar una agenda de país ante una agenda de intereses. Fue una presidencia muy activa en medios de comunicación con posiciones claras y firmes, con la intención de fortalecer la posición del sector en temas de interés nacional. Asimismo, fue una presidencia que hizo ver la necesidad de la unión entre el sector para tener más incidencia, siempre velando por lograr mejores condiciones para Guatemala.

 

VIP: Si usted pudiera regresar dos años en el tiempo y con la experiencia que ahora tiene, ¿qué haría diferente de lo hecho hasta ahora? ¿En qué aspectos de su labor directiva se concentraría?

AC: Utilizaría mucho más las diferentes comisiones de trabajo que tienen las instituciones, me enfocaría en priorizar las diversas propuestas que se tienen en diferentes temas, con la intención de no perder tiempo en el análisis de más propuestas. Soy de la opinión que ya tenemos suficientes propuestas y debemos lograr que las mismas se implementen.

 

VIP: En las diversas entrevistas que ha concedido a los medios, usted ha mencionado que a lo largo de estos dos años tuvo diversas batallas que librar en nombre de su Cámara y del CACIF. De todas las que enfrentó, ¿cuál es la que supuso para usted el mayor desgaste personal? Y, por el contrario, ¿la que más recuerda con satisfacción? 

AC: Debido a que como Presidente uno es el representante y vocero institucional, todas las batallas tuvieron, no sé si un desgaste, pero si una exposición personal muy grande. Es una posición muy difícil en lo personal, sin embargo, siempre tuve en mente ser claro en la posición para evitar malos entendidos. Fui firme en la posición debido a que tenía el respaldo de todo el sector y eso siempre me dio la satisfacción de saber que estaba haciendo mi mejor esfuerzo, lo cual me daba la tranquilidad interna y la estabilidad emocional para seguir adelante.

 

VIP: Ahora que ha concluido esta etapa directiva en el Sector Empresarial Organizado, ¿coincide su percepción actual del Sector con la que tenía al llegar a la gremialidad?

AC: Hoy más que nunca, estoy convencido de la necesidad que tiene el sector privado de tener un ente coordinador, como lo es CACIF. CACIF es tan fuerte o tan débil como el sector privado lo decida. No hay duda, que lo creamos para que sea fuerte y siga siendo ese contrapeso activo y fiscalizador del poder público. Alzando la voz con fuerza, cada vez que sea necesario, permitiéndonos incidir en el acontecer nacional. Los diferentes empresarios, los que han pasado por las instituciones del sector privado, todos los que no han tenido la satisfacción de hacerlo, las diferentes cámaras, todos deben entender y recordar el rol de CACIF y exigir que lo cumpla.

 

VIP: Muchas personas desconocen el verdadero rol que desempeña el Sector Empresarial en Guatemala y, más bien, tienen prejuicios de la labor que éste realiza en beneficio del país. ¿Cuáles son las razones por las que un sector tan vigoroso y relevante en la dinámica económica del país, tiene una imagen de este tipo? ¿Qué ha faltado hacer?

AC: Me parece que es la poca importancia que le hemos dado a promocionar y publicitar lo que es el sector privado. Si no hay sector privado, no hay expectativas de futuro para los guatemaltecos que anhelan un trabajo digno, decente y productivo. Debemos de hacer consciencia que los buenos empresarios son los motores del desarrollo del país y hacer ver todo lo que los buenos empresarios hacen para tener una mejor Guatemala.

VIP: Al margen de cualquier actividad profesional o empresarial que se tenga, la labor gremial siempre implica una diversidad de sacrificios, pues supone dedicar tiempo, mente y energías a sacar adelante esta responsabilidad. Al concluir su gestión, ¿se mantendrá activo en el Sector Empresarial o aquí culmina una interesante experiencia personal? 

AC: Indudablemente me mantendré activo, después de ejercer dos presidencias tan importantes y entender mucho mejor el acontecer nacional, es casi imposible y hasta irresponsable no seguir activo dentro del sector. Sin embargo, mi actuar dentro del sector tendrá su espacio y su distancia, siempre en la línea de seguir apoyando al sector en lo que se me requiera y buscando un mejor país. 

CACIF